91 22 32 032 somos@peroporque.es

Usar la long tail en tu estrategia te ayudará a optimizar tu tiempo y recursos.

Muchos de vosotros, queridos lectores, os habréis preguntado en algún momento qué es eso de lo que hablamos los marketeros de la long tail… Es mucho más sencillo de lo que aparenta ese anglicismo, pero es vital comprenderlo si queremos realizar una estrategia de marketing digital.

¿Qué es la long tail?

La long tail, o larga cola (o cola larga, en castellano) es un término utilizado para definir búsquedas concretas y específicas en los navegadores, compuestas por varios términos. Es decir, hace referencia a los términos descriptivos que utilizamos en las búsquedas. Cuando más específica sea la búsqueda, más larga será la cola. Por ejemplo, una búsqueda general puede ser «librería», y una forma de especificar y alargar la cola es «librería cafetería en el centro de Madrid» o «librería Chamberí especializada en derecho». De esta forma, hemos buscado algo específico y concreto, hemos alargado esa cola.

Por el contrario, la short y medium tail son la corta cola y la media cola, es decir, las búsquedas generales y un intermedio, respectivamente.

 

SEO local ejemplo gráfico SEM Local

¿Pero ¿y en qué me afecta la long tail?

¡En todo! Si tienes un comercio o empresa pequeña o mediana, la mejor estrategia que puedes adoptar es la que utilice la long tail. No puedes competir en inversión, esfuerzo y recursos contra las grandes marcas en lo relativo al SEO ni al SEM.

¿SEO y SEM qué tienen que ver con la long tail?

Las estrategias SEO y SEM se basan en keywords, esto es, palabras clave. Para posicionar una entrada de nuestro blog, un artículo, un producto de nuestra web de forma orgánica (sin pagar anuncios) vas a necesitar seleccionar una palabra clave, esa palabra o palabras por las que quieres que tu artículo se posicione. En otras palabras, las palabras que los clientes buscan para encontrarte. Pero a veces el volumen de búsquedas es taaaaaaaaan grande, que es muy difícil aparecer en las primeras páginas solo con esas palabras clave. Cómo aparecer es la clave de la long tail: alargándolas, como indicamos antes. Especifica más sobre ese producto, sobre ese artículo y acabarás apareciendo.

Respecto al SEM, es decir, los anuncios pagados por Google, si tratas de subastar o hacer anuncios con palabras clave muy demandadas… el precio se disparará; mientras que hacerlo con conjuntos de palabras más específicas, al no recibir tanta demanda, el precio suele mantenerse más bajo.

¿No recibiré menos visitas haciendo esto?

¡Claro! Pero en marketing no necesitamos visitas; más concretamente, no medimos solo las visitas: medimos el retorno, el engagement… En definitiva, si es útil o no, si generamos ingresos o no con la estrategia.

Lo que queremos transmitir es que la long tail quizás no reciba tantas visitas, pero son visitas de calidad. Porque no todos los que buscan “librería” en Google van a ir a la primera librería que el buscador le recomiende, pero “Librería jurídica en Chamberí” posiblemente genere un tráfico e interés al cliente suficiente como para ir a tu librería. ¿Por qué? Porque si el primero buscaba el mismo establecimiento que el segundo, sólo con la segunda búsqueda encontrará lo que busca.

¿Qué significa esto? Por un lado, que son anuncios no intrusivos, luego más eficaces. Además, su coste suele ser inferior al SEM normal, por lo que es fácil amortizarlo.

Por otro lado, otra forma de hacer SEM local es a través del SEM normal, delimitando geográficamente; sin embargo, es más costoso y no siempre es fructífero.

¿Qué ventajas tiene la long tail?

Como ya hemos dicho, la usar la long tail puede tener numerosas ventajas, resumidas en:

  • Una mayor conversión: si alguien busca un término concreto y tan específico, es posible que tenga claro lo que quiere. Si te encuentra a ti… ¡la conversión (que sea cliente, que visite tu web…) es mayor!
  • Una conexión real con el consumidor: ¡le estás ofreciendo exactamente lo que quiere!
  • En SEM (posicionamiento PAGADO) los costes son menores y, como hemos dicho, la conversión (en este caso, el ROI (Retorno de la Inversión) es mayor.

Cómo uso y cuál es mi long tail

La long tail se puede implementar de muchas formas. Por ejemplo, con una estrategia de SEO local, como os contamos en este artículo (haz click) haces uso de esta estrategia.

Otra de las formas de utilizarlo es a través del dominio. Llamarse juanperez.es no es igual que llamarse peluqueríajuanperez.es, o juanperezpeluquería.es. Es más, en la url nos ayuda a no tener que introducir constantemente el término peluquería.

Para saber cuál es la mejor long tail o la long tail que deberías usar, tienes que ponerte en la piel del cliente: hacer una pequeña encuesta -aunque sea verbal- a los clientes es siempre un buen indicador. Sin embargo, hay herramientas digitales que te ayudarán con más certeza a posicionarte, pues las encuestas a los clientes muchas veces delimitan la clientela a la existente y realizar una estrategia con este estudio no captaría nueva clientela. Herramientas como KEYWORDS EVERYWHERE, que es un plugin para Google Chrome o Google Trends o Google Keywords Planner son estupendas opciones para conocer qué busca la gente en internet.

Además, para implementarlo en tu sitio web, tienes un montón de herramientas. Como el constructor web más utilizada es WordPress, los plugins YOAST SEO y RANK MATH son estupendas para determinar las palabras clave de tus artículos.

¡Esperamos que os haya gustado el artículo! Si queréis saber más, no dudéis en escribirnos aquí abajo 😊

Jorge de la Viuda

Jorge de la Viuda

Marketing y diseño gráfico

 

¡Hola!

Soy Jorge y me encargo del marketing, branding, diseño gráfico y gestiono los clientes de peroporqué.

Seguro que también me pillas leyendo en algún lado 🙂

 

 

La legalidad es lo primero, aunque sea aburrida.    Ver lo aburrido (Política de cookies)
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda? 📲
Hola 👋🏻
Soy Jorge, asesor en peroporqué, ¿podemos ayudarte?